Por Gabriel Tuñez
gtuñez@cronica.com.ar

"Para recomponer los vínculos sociales tenemos que caber todos, las víctimas y los victimarios”. Adriana Márquez es abogada y en su niñez sufrió abuso sexual. Hace poco menos de cuatro años, casi desde el inicio, se incorporó a la agrupación Víctimas por la Paz, que está integrada por unas 50 personas que sufrieron en carne propia las consecuencias de delitos, pero, aseguró, tuvieron la posibilidad de convertir el dolor y la frustración en acciones positivas, rechazando las ideas en favor del endurecimiento de la ley penal.
Víctimas por la Paz forma parte, aunque con criterios independientes, de la Asociación Pensamiento Penal (APP). Las dos instituciones fueron creadas por el juez penal de Necochea Mario Juliano, que murió en octubre pasado.
“Como víctimas, ya sea de delitos menores o tan graves como el asesinato de un hijo o casos de abuso, nos dimos cuenta de que no tenemos las características de otras personas en la misma situación, que poseen quizás una visión más punitiva. Buscamos transformar el dolor en una acción positiva, tener una mirada humana de la sociedad”, dijo Márquez a Crónica.

La agrupación no persigue el olvido ni la impunidad, sino la pacificación social por la vía de la convivencia, la integración y, hasta en algunos casos, el perdón. Para eso, junto a otros integrantes de Víctimas, Márquez recorrió varias cárceles y dialogó con personas privadas de la libertad para promover la convivencia y la integración, y dotarlas de herramientas que les permitan resolver conflictos sin violencia.
“El delito, más allá de que nos guste o no, nos une de alguna manera a las víctimas y los victimarios. Pero para soldar esa unión hay que sanar. Para sacarse la etiqueta de víctima o victimario hay que hacer cosas. No es por milagro ni porque una persona esté 30 años encerrada”, sostuvo Márquez.
Con su trabajo, la agrupación también busca instalar en la opinión pública y en la dirigencia política que el concepto de víctima no es patrimonio exclusivo de quienes reclaman venganza.
En esa línea, destacó que la agrupación está en contra de bajar la edad de imputabilidad para los menores. “Es más un efecto que una solución”, consideró.
Y acerca del asesinato de un ciudadano armenio perpetrado el 8 de diciembre último en la zona de Retiro por un adolescente de 15 años, sostuvo: “Frente a un delito de ese tipo, que es horrible, horrendo y se llevó la vida de una persona valiosa, la tarea es ayudar a esos menores a salir del círculo del delito sin mandarlos a las cárceles, donde se genera más conocimiento del delito. Está visto que es un círculo nefasto que no lleva a ningún lado”, opinó. Y afirmó: “Ese menor necesita ayuda porque está perdido en la vida. No tiene que ir a una cárcel de mayores”.

Ver más productos

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

10 libros para regalar el Día de la mujer

10 libros para regalar el Día de la mujer

El detrás de escena de Alberto Fernández

El detrás de escena de Alberto Fernández

30 discursos que cambiaron el mundo

30 discursos que cambiaron el mundo

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Jeff Bezos: cómo fue el camino al éxito del CEO de Amazon

La educación que necesitamos

La educación que necesitamos

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Ver más productos