El asesinato de un nene de 2 años durante un robo en una joyería de Tailandia conmocionó al mundo. En las últimas horas fue viralizado el video en que puede verse a la madre del chico, desesperada, que lo tiene entre sus brazos mientras las empleadas del local intentaban asistirlo.

Según los medios locales, el niño fue alcanzado en la cabeza por una de las balas que disparó un ladrón encapuchado segundos después de ingresar al comercio ubicado en la ciudad de Lopbuir, al norte de la provincia de Bagkok.

Además del menor, el delincuente mató a tiros a una empleada y al guardia de seguridad; e hirió a otras cuatro personas.

Tras perpetrar el robo, el sujero huyó a bordo de una moto con collares de oro valuados en 15 mil dólares. Estaba armado con una pistola con silenciador, vestía pasamontañas y ropa de camuflaje y era experto en la utilización de armas de fuego, establecieron las autoridades.

Aún no lograron identificar al responsable del ílicito, por lo que la Policía solicitó la colaboración de los ciudadanos para hallarlo y ofrecieron una recompensa para quienes aporten datos.