Luego de que un colectivo con siete personas en su interior haya caído a una orilla del río Suquía, ubicado en la ciudad de Córdoba, tras haber sido embestido por un automóvil, uno de los pasajeros brindó un duro testimonio sobre los momentos posteriores a cuando se produjo el hecho

El siniestro provocó heridos de distinta consideración. Cuatro de los pasajeros fueron dados de alta casi inmediatamente mientras que la chofer y otras dos personas que se hallaban dentro del micro fueron dejados en observación por la presencia de politraumatismos más severos.

 

Uno de estos usuarios de la línea de colectivos estatal declaró haberse quedado “sin aire” al momento de producirse la caída a raíz de un fuerte golpe en el estómago. “Pensé que me moría”, aseguró.

Se trata de Juan, uno de los accidentados que espera ser dado de alta este martes luego de pasar dos días en un hospital de la zona. “Venía escuchando música con mi celular cuando siento el golpe del auto al colectivo y escucho a mi compañero que venía detrás que insulta”, comenzó su relato.

En esa línea, señaló que en ese momento suelta el celular y se agarra “con los dos brazos del asiento”. “Voló el colectivo”, graficó el hombre en declaraciones brindadas al medio provincial El Doce de Córdoba.

“Cuando cae (la unidad) mi cuerpo se va para adelante y choca mi panza con el asiento de adelante, entonces me quedé sin aire. Los vidrios se rompían lento y la gente que estaba sentada voló al suelo. Tuve miedo cuando me quedé sin aire, pensé que me moría”, declaró a la prensa.

Según se desprende de su relato, luego de ocurrido el accidente, el hombre se tranquilizó y comenzó “a respirar tranquilo”. “La Policía llegó rápido y primero atendieron a los más graves, porque habían algunos quebrados”, añadió.

En su caso puntual, Juan contó que sufrió lesiones en el bazo y en el estómago. Asimismo, dijo que debieron practicarle una “mini operación” para detener el sangrado del brazo, por lo que permanece internado incluso hasta este martes.

 

En lo referente al choque que provocó el accidente, señaló que se puede observar “claramente en el video” cómo el vehiculó particular transitaba al “mangazo”, en clara alusión a la alta velocidad a la que conducía el hombre identificado como Wilson Gustavo Rivero Chávez, de 37 años, quien quedó detenido y terminó siendo imputado por negligencia al volante. A pesar de haber pasado ya dos días, los investigadores intentan determinar si el hombre conducía alcoholizado.

Ver comentarios