Vecinos de la ciudad santacruceña de Puerto Deseado mostraron su mejor cara luego del atroz crimen de un chico de 4 años y la violación de su madre por parte de dos sujetos.

Además de las multitudinarias marchas en acompañamiento de la familia de María y Santino, comenzaron a circular urnas para que la comunidad deseadense deje su colaboración.

Luego de la movilización hacia el juzgado de la localidad, un grupo de vecinos se acercó hasta el Hospital distrital donde se encuentra internada la víctima. Allí, hicieron entrega del dinero recaudado a su marido, fundiéndose en un fuerte abrazo.

En el video, publicado por el portal Vía Patagónica, la pareja de María no pudo evitar romper en llanto, al mismo tiempo que agradecía el gran gesto que tuvo la comunidad con su familia.