El Ministerio de Salud del Chubut puso este martes en marcha un protocolo de emergencia para el hospital regional de Comodoro Rivadavia, ante la eventual llegada de los 44 tripulantes del submarino ARA "San Juan" que son intensamente buscados en la plataforma submarina frente a las costas de este distrito.

El dispositivo fue confirmado por el ministro de Salud de la provincia, Ignacio Hernández, quien aclaró: "Esta medida la tomamos por decisión propia, ante la inminencia de que pueda producirse una demanda masiva y crítica a ese hospital que es el más importante del Chubut".

Además, Hernández explicó que "se impartieron directivas al director de Emergencias de la provincia, el doctor Cladio Mazza, para que tenga todo dispuesto en caso de ser necesario".

El titular de la cartera sanitaria del Chubut aclaró: "Se utiliza la misma metodología que para una catástrofe que requiere atenciones múltiples por alguna emergencia, aunque en este caso es de carácter preventivo".

Hernández agregó: "Entre las medidas que se dispusieron figuran el traslado de pacientes del regional a otros hospitales, como el Alvear, para dejar la mayor cantidad de camas disponibles y también la suspensión de algunas cirugías programadas".

Juan Ruiz, supervisor del turno noche del hospital regional de Comodoro Rivadavia, señaló: “Con los jefes de servicios acondicionamos el hospital ante un posible traslado de los tripulantes”.

En tanto, subrayó que debieron suspenderse las cirugías programadas de mañana ya que en caso de realizarse el rescate “necesitamos disponer de camas”

“Sería por el día de mañana y lo iremos resolviendo en función de la necesidad y día a día. Estimamos que si los marinos llegan al Hospital habrá que evaluar si se quedan 24 o 48 horas para su posterior traslado”, dijo.

“Acondicionamos salas, y refuncionalizamos el servicio de guardia con mayor cantidad de médicos en el lugar. En este momento la guardia no está restringida, pero cuando avisen sobre el traslado de marinos sí”, advirtió.

Además precisó que el protocolo también afectaría a centros de atención privada “para eventualmente trasladar gente, carros de paro para cada sala y organizando los recursos por si necesitamos más equipamiento. Tenemos siete ambulancias nuestras y cinco más entre empresas privadas y bomberos que han ofrecido disponibilidad”, sostuvo.