El padre de Fernando Báez Sosa, el joven asesinado a golpes en Villa Gesell, aseguró este lunes, día en el que su hijo cumpliría 19 años, que siente un "dolor inmenso", "bronca" y que con su mujer no tienen consuelo.

En la puerta de su casa del barrio porteño de Recoleta, Silvino Báez admitió: "Día a día es más duro. Tenemos un dolor inmenso, bronca, hoy en especial que no está Fernando con nosotros".



En declaraciones a la prensa, antes de partir rumbo al cementerio de la Chacarita, el hombre remarcó: "Cada día que pasa nos sentimos más vacíos. A nosotros nos hace falta algo y ése es Fernando".

"Fernando no está, eso es lo más difícil. Nosotros tratamos de sobrellevarlo como podemos, no tenemos otra forma, no tenemos consuelo", afirmó a continuación Silvio.



El padre de la víctima agradeció al colegio donde iba su hijo, que por la tarde realizará una misa para recordar a Fernando, confirmó que estarán en la ceremonia y también reconoció "el apoyo de la gente".

Sobre la investigación, señaló: "Sabemos muy poco de eso, pero creo que están en buen camino". Y agregó: "Yo tengo enojo, a mí me corre sangre por las venas, pero hasta que la Justicia haga todo su trabajo yo no puedo andar diciendo cosas que no debo".



Por último, y antes de partir hacia el cementerio, Silvino dijo: "Voy a saludar a mi hijo, a decirle que estamos de pie luchando hasta que haya justicia por él y por todos los chicos que la necesitan. No tenemos vida".

Fuente: Télam