Se trata del subinspector Iván Blizniouk, nacido en Rusia y nacionalizado argentino, que en 2013 ingresó a la Policía Metropolitana, luego de un paso por la Prefectura Naval Argentina (PNA). El ministro de Justicia y Seguridad porteño, Martín Ocampo, explicó que el funcionario dominaba ruso, inglés, portugués, húngaro, además del español. 

El oficial cumplía funciones como seguridad privada en la embajada rusa, motivo por el cual tenía acceso, y quedó detenido junto a otros cuatro sospechosos, uno en Argentina y tres en Moscú. Además, prestaba servicios como instructor del Instituto de Formación de la Policía de la Ciudad y era oficial de enlace con Rusia, China y México.

También organizaba intercambios educativos y congresos con la embajada rusa de los que, en algunas oportunidades, participaban funcionarios de la Policía Bonaerense y la Policía de Seguridad Aeroportuaria.

Mientras que el informe Ministerio de Seguridad de la Nación detalló que este subinspector proveía al Señor "K", prófugo buscado en la ciudad alemana de Hamburgo "con contactos y facilidades para saltear controles aduaneros y planificaba el envío del cargamento en algún posible viaje de cadetes a Rusia".

De acuerdo a los primeros informes, este sospechoso es un empresario de nacionalidad rusa. Sobre el tema, la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, dijo que se lo acusa de traer la droga a la Argentina y facilitarla a la embajada.

La funcionaria dijo creer que "en cualquier momento" puede ser detenido por Interpol, Europol o la Policía de Alemania, y que por esa razón no dieron a conocer su identidad.