"Siempre traté como mamá de cuidar a mi niña tomando muchos recaudos. Sabemos que vivimos en un país muy hermoso pero desconocido para nosotras", comenzó la madre de la joven venezolana que denunció que fue drogada y abusada sexualmente por su empleador en un local del barrio porteño de Once.

Frente a ese comercio, ubicado en Paso 693, la mujer encabezó una movilización para pedir Justicia y que el acusado, identificado como Irineo Humberto Garzón Martínez, sea detenido, ya que si bien fue demorado apenas ocurrió el hecho, la Justicia le dio luego la excarcelación porque no tenía antecedentes.

"El 11 de enero, mi marido sufrió un ACV que nos obligó a trasladarnos de Morón hasta acá. La necesidad económica nos apremia, por lo que era necesario buscar ingresos. Mi hija, como cualquier persona honrada, buscó un trabajo cerca de la clínica donde pasamos día y noche con su papá. Pensamos que un trabajo cerca sería más seguro para evitar el viaje y los peligros que acechan a nuestros hijos", leyó a la prensa la madre, de quien se preserva su nombre para no identificar a la víctima.

Esa oferta laboral llegó a través de una publicación de la red social Facebook, la cual la joven de 18 años se contactó con el acusado para la venta de uniformes médicos en un local de la zona de Once.

En un principio, él le pidió a la chica cenar el viernes para así "poder hablar sobre el trabajo", propuesta que fue rechazada por ella, pero luego arregló para presentarse el sábado por la mañana.

"El día que fue a la entrevista tomamos todos los cuidados. Como siempre, me mandó la ubicación y la foto del local. Vivíamos una situación extraña pero la necesidad la llevó a aceptar el trabajo. Ella trabajó normalmente por una hora, pero empezó a sentir temor porque se le adormecían sus manos. Su jefe bajó la persiana, ella atinó a pedir ayuda, yo traté de salvarla y marqué al 911", relató la mujer, que se quebró ante la prensa, por lo que presentes la apoyaron con gritos de "¡Fuerza!".

En otro tramo de la lectura del documento, la mujer agradeció el apoyo de la Policía de la Ciudad y resaltó que cuando la rescataron, ella "estaba dopada, indefensa, no tenía fuerzas ni consciencia"

"Yo vine a gritar Justicia por ella. Vine a gritar lo que ella no puede gritar. Nosotros pudimos salvar su vida pero no su integridad", reclamó la madre, quien además instó a "fiscales, jueces y autoridades de esta Nación" a que "escuchen este grito de Justicia que hace una madre porque el violador está libre".

La causa quedó a cargo del Juzgado Criminal y Correccional 15 a cargo de la jueza Karina Zucconi, quien imputó al hombre por el delito de "abuso sexual con acceso carnal", y le concedió la libertad. "No queremos más violadores libres, tengan o no tengan antecedentes. Son violadores desde la primera víctima y en este caso, es mi hija", aseguró la madre.

"Es apenas el comienzo, vamos a llegar hasta el final por mi hija y todas las chicas", concluyó en diálogo con Crónica HD.

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para los fans de Star Wars en su día

Para los fans de Star Wars en su día

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Ver más productos