La Policía de la Ciudad capturó en el barrio de Monserrat a una fugitiva de la provincia de San Juan, que mediante un sistema de estafa piramidal huyó con más de dos millones de pesos tras perjudicar a 700 personas. La investigación comenzó en la provincia cuyana, donde la imputada organizaba ciertos "círculos" en los que los participantes aportaban cifras de dinero, y se les ofrecía posteriormente ganancias que superaban ámpliamente la suma depositada mediante abultados intereses a corto plazo, dependiendo de la cantidad de "inversores" que sumaran al grupo.

La maniobra se concretaba al entregar el dinero e ingresar a un grupo de WhatsApp denominado "El telar de la buena fortuna", en donde la mujer se ganaba la confianza de los inversores y obtenía el dinero sin ofrecer recibos o garantías más que su palabra. Esta modalidad es conocida como el "esquema Ponzi", llamado así por su creador, un estafador italiano radicado en Estados Unidos que hace más de un siglo ideó un sistema de captación de inversores mediante un sistema piramidal, que en sus diferentes variantes se presenta con rimbombantes promesas e ilusiones, y mensajes cargados de optimismo aunque sin ningún respaldo financiero.

En los 80 y 90 fue bastante popular en Argentina, donde aparecía en forma esporádica con diferentes denominaciones, y en la actualidad este sistema recobró fuerza gracias al impulso de las redes sociales. Hoy recibe nombres como El telar de la abundanci o La flor de la buena fortuna.

Es así que la estafadora tenía confeccionados en WhatsApp grupos de hasta 250 miembros cada uno, y muchos de ellos repetían inversiones en más de uno, llegando a formar en corto tiempo tres círculos con más de 700 integrantes. Los aportes per cápita en promedio superaban los $3.000, lo que se traduce en una suma total de más de dos millones de pesos.

Con el correr del tiempo, al no recuperar el capital las personas damnificadas intentaron contactarse con la mujer, quien abandonó los círculos habiéndose alzado con la totalidad del dinero aportado por los participantes. Como resultado de la pesquisa, se logró identificar en la ciudad de Buenos Aires dos domicilios que frecuentaba la imputada, por lo que el magistrado sanjuanino solicitó mediante exhorto su inmediata detención.

La estafadora fue capturada en la vía pública, sobre la calle Santiago del Estero al 600 y será remitida a San Juan para que declare ante la Justicia.