El violento episodio en que un vendedor ambulante agredió a una mujer, el pasado martes en la provincia de Córdoba, indignó a la opinión pública. Ahora, el comerciante hace su descargo.

Emmanuel tiene 27 años y desde febrero vende "cubanitos" en la esquina de Roma y Bulnes. El pibe llegó a la capital hace tres años desde la localidad de Camilo Aldao en busca de trabajo. El hombre vive junto a su hermana y un tío, según precisaron medios locales.

Este hombre se volvió tristemente célebre tras protagonizar un escandaloso episodio con una mujer quien afirmó ser agredida tras "no comprarle 'cubanitos'".

Todo lo ocurrido quedó registrado en los teléfonos celulares de varios de los transeúntes que se encontraba circulando por el lugar.

En la filmación se puede apreciar como Emmanuel corre con un pedazo de ladrillo entre sus manos y se lo tira arriba del parabrisas del Volkswagen Bora que manejaba la mujer con la que discutió.

La mujer agredida junto a su auto. (Foto: Gentileza "El Doce").

El hombre, cuya identidad aún era un misterio hasta ahora, dio su versión de los hechos a "El Doce TV".

"Eran las 11.30 de la mañana, más o menos, había una fila de autos y da el semáforo. Yo me cruzo para que no me pisen. Pero no puedo caminar fuerte porque soy rengo", relató.

"La mujer que iba circulando, me empezó a gritar que me corra. Me empezó a decir 'negro de mierda, que te creés que sos dueño de la calle'. Siguió insultándome y me sacó. Y ahí le patee la puerta. Me confundí", relató Emmanuel compungido.

"Me enloquecí"

Desde ese momento la violencia fue in crescendo. "La mujer se bajó del auto y me pegó una piña en la cara. El señor (padre de la mujer) vino a pegarme y yo me defendí. Lo empujé y se cayó", admitió.

Emmanuel dice que en ese momento se dirigió a donde estaban su bici y sus "cubanitos" para irse, pero la mujer y el hombre mayor, agarraron la caja con la mercadería, se la tiraron al piso y los pisaron mientras lo insultaban.

Los "cubanitos" tendidos en el suelo de la calle. (Foto: @alejandropozo).

"Y ahí me enloquecí y le tiré el cascote al medio del auto. Yo no tenía intenciones de nada. Ni si quiere le había ofrecido los 'cubanitos'", sentenció.

"Reconozco que pateé y tiré el ladrillazo. Pero ellos antes habían pisado la caja. Yo tenía dos mil pesos de mercadería. ¿Quién me los paga ahora?", dijo entre llantos. 

El vendedor cuenta que está muy triste por todo lo que dijo después la mujer que lo denunció y jura que él no comenzó con las agresiones. "Yo estaba trabajando como todos los días. Quería vender la mercadería para irme a mi casa. Nunca tuve problemas en la calle", afirmó.

Ver más productos

Santa Inés, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a Santa Inés

"El alma de las flores", el libro de Viviana Rivero que podés adquirir en www.cronishop.com.ar

Lecturas de verano: dos generaciones atravesadas por un mismo destino

El presidente Alberto Fernández trabaja en distintas cuestiones.

La lista de candidatos a la embajada del Vaticano que prepara Alberto

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Ver más productos