Los restos del conocido empresario Jorge Neuss y de su esposa Silvia Saravia fueron inhumados este martes en el cementerio de la Recoleta, en una ceremonia limitada por el protocolo de la cuarentena, en la que sólo se permitió el ingreso de veinte personas, diez por cada fallecido, aunque se congregaron muchos más en la puerta de la necrópolis.

Por decisión de sus familiares, el femicida y su víctima fueron colocados en la misma bóveda familiar. Neuss el sábado pasado mató a su mujer y luego se suicidó en el country Martindale de Pilar. A las 9.30 de este martes arribó el vehículo con el féretro de Silvia Saravia. El de Jorge Neuss llegó 45 minutos más tarde, es decir, a las 10.15. Ambos estaban cubiertos con coronas de flores blancas.

Cerca de las 11 se hicieron presentes dos de los hijos: Juan y Patricio Neuss. Visiblemente conmovidos, los hermanos vistieron traje color negro. Los acompañaron sus respectivas esposas: Coni Uriarte y María Blaquier. Mientras un cura daba las palabras de despedida, los allí presentes se ubicaron en semicírculo alrededor de una imagen de la pareja apoyada en un atril.

Aunque la mayoría de los asistentes llevó puestos barbijos, algunos, como los hijos del matrimonio, no lo hicieron y se abrazaron con varios de los presentes, que se acercaron a darles consuelo. Tras la ceremonia al aire libre, ambos cuerpos fueron trasladados a la bóveda de la familia dentro del cementerio, donde reposan juntos, pese a que él la asesinó a ella.

Los investigadores del caso del empresario analizaban el contenido de los dispositivos electrónicos secuestrados en la casa del matrimonio en busca de pistas sobre el posible móvil del femicidio. Se trata de los teléfonos celulares y computadoras, cuyos mensajes, llamadas y demás contenido quedaron bajo la lupa de los peritos informáticos.

Ya fue descartada la hipótesis de un pacto suicida. En tanto, las dos empleadas domésticas que se encontraban en la vivienda al momento del hecho declararon como testigos ante la fiscal de la causa María José Basiglio, de la UFI de Violencia de Género de Pilar, y recordaron que horas antes de lo ocurrido el empresario había desayunado en su dormitorio, como era "habitual".

Según las fuentes, las testigos contaron que esa mañana la esposa de Neuss, Silvia Saravia (69), había salido de la propiedad ya que tenía "muchas actividades" y que si bien no la vieron salir sí advirtieron cuando regresó y subió a su habitación donde luego ocurrieron los disparos.

Ver más productos

Diego Armando Maradona y el último mundial

Diego Armando Maradona y el último mundial

Cuentos de buenas noches

Cuentos de buenas noches

Astrología: claves para conocer tu futuro

Astrología: claves para conocer tu futuro

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

ATR: el boom del placer

ATR: el boom del placer

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Para aprender con los chicos

Para aprender con los chicos

¡Más crianza menos terapia!

¡Más crianza menos terapia!

Descubrí tu destino con Mia Astral

Descubrí tu destino con Mia Astral

Un Atlas para fanáticos del fútbol

Un Atlas para fanáticos del fútbol

Ver más productos