El caso de Valentina Urbano arroja datos certeros con el correr de la investigación. La menor fue abandonada en el Hospital Municipal de Campana, a donde llegó muerta. Se estima que la insuficiencia pulmonar que le causó el deceso se debió a un colapso por sobredosis, pero la autopsia todavía no lo confirmó.

La casa está deshabitada.

Sin embargo, ella tenía encima un sobre con "4 gramos de cocaína", según consignó el fiscal de la causa Matías Fereiro. Además, en el allanamiento de la casa donde había estado la joven y su amiga la noche anterior junto con dos de los detenidos, se hallaron restos de cocaína y alcohol. 

Botellas de la famosa cerveza mexicana.

La casa abandonada está ubicada en el barrio Albizola, una zona alejada del centro de Campana. Allí se habría descompensado la menor.

La casa en la que pasó sus últimas horas Valentina.

"Mi hija era una chica sana, no consumía ni tomaba, tampoco salía con mayores. Tenía 16 años, era una chica amorosa, la mejor amiga. Hasta ahora no sabemos nada, no conocemos a esos dos hombres", dijo Patricia Gallardo, la madre de la menor fallecida tras los trascendidos de que la joven participó de una fiesta previo a fallecer.

Sin embargo, la amiga de la joven que pasó la noche con ella, dio otras certezas en su declaración.

Latas de cerveza y una bolsa con cocaína en la mesa de luz de la habitación.

Valentina, según el primer análisis del cuerpo, presentaba indicios de haber mantenido relaciones sexuales pero no violentas. Por ende, se desprende que las mismas fueron consentidas. De todas maneras, el fiscal aseguró que se hicieron hisopados vaginales y anales para descartar un abuso. El cuerpo, además, no presentaba signos de haber sido golpeado ni estrangulado.

Un tronco usado como mesa para consumir.

Por la muerte de la menor hay tres detenidos. Sergio Rodrigo López de 30 años, Héctor Maldonado, de 46 quienes abandonaron a la joven en el Hospital y Dario "Chapu" Guzmán, quien habría participado de la noche con las jóvenes.