Un conflicto vecinal de larga data en el barrio Belisario Roldán tuvo un desenlace impensado el miércoles a la noche cuando un hombre de 50 años baleó y mató a una perra raza pitbull en el barrio de Belisario Roldán. Los propietarios del animal aseguraron que el asesino cuenta con varias denuncias por maltrato y los amenazó mientras empuñaba una pistola. El agresor fue aprehendido, se le inició una causa penal y quedó alojado en la Unidad Penal 44 de Batán.

El hecho se produjo frente a una vivienda ubicada en Termas de Río Hondo entre San Lorenzo y Roca cuando el dueño de casa mató de un disparo al perro raza pitbull de su vecina. “El agresor se quedó en la puerta de la casa y cuando la mujer y algunos vecinos fueron a recriminarle, los amenazó con el arma que tenía en su poder”, confirmaron las fuentes.

Los dueños de “Uma”, la perra víctima del hecho, aclararon través de la red social Facebook que el animal “nunca mordió” al acusado . sentenciaron que “jamás mordió a nadie”.

Efectivos de la Policía Local que se acercaron al lugar, redujeron al agresor, confirmaron el deceso del Pitbull y secuestraron el arma empleada. Fuentes allegadas al caso, argumentaron que el agresor contaba con tenencia pero no portación de arma con la que ultimó al mastín.

Personal de la comisaría duodécima apresó al hombre por amenazas calificadas por el empleo de arma e infracción a la ley Sarmiento y lo remitieron a la fiscalía en turno.

Tras pasar la noche en la unidad penitenciaria de Batán, el hombre fue trasladado el jueves a Tribunales para declarar ante la fiscal Andrea Gómez.

El agresor contaba con tenencia pero no portación de arma.