La Policía de Añelo, en la provincia de Neuquén, encontró a Erik Zaitsev Rusakov, de 8 años, y a su padre Adrián Zaitsev, autodenominado como el Mesías, ambos desaparecidos desde hacía tres días.

Claudio Vinet, jefe de la dirección Seguridad Añelo, indicó que “a raíz del arduo rastrillaje desplegado desde hace tres días luego de cruzar dos brazos del río e insertarnos en la maleza, pudimos acceder a un lugar que tenía un nylon negro. Las dos personas estaban allí, tapadas con el nylon para ocultarse. Los encontramos en buen estado de salud”.

Y agregó que hombre "quedó demorado en la comisaría 10 de Añelo" y el menor de edad "está a resguardo en la Defensoría del Niño y el Adolescente, de la misma localidad”.

Erik estaba en la casa de una familia en Añelo, mientras su madre estaba de viaje en Bolivia. El sábado pasado su padre, que padece de problemas psiquiátricos y se hace llamar el Mesías, apareció por la zona e intentó establecer contacto con él aunque lo tiene prohibido.

Para el lunes a la tarde, el nene había desaparecido y la familia que lo albergaba hizo la denuncia en la Comisaría 10 de Añelo.

En la búsqueda, que se extendió por tres días, intervinieron más de 50 personas entre efectivos policiales de la comisaría décima de Añelo, Gendarmería Nacional, Defensa Civil de la provincia de Neuquén, Defensa Civil de la Municipalidad de Añelo, bomberos voluntarios, vaqueanos, integrantes de las comunidades mapuche Lof Painemil y Kaxipaiñ y diversas agrupaciones sociales, detalló Vinet.

ruso
Adrián Zaitsev fue denunciado por violencia familiar y estuvo preso.

“Creemos que se sintió acorralado este hombre, de nacionalidad rusa, que se hace llamar el Mesías, y dejó escapar al caballo en el que andaban. Pero sus dichos distan de tener coherencia, ya que tiene problemas psiquiátricos”, sostuvo el comisario inspector.

Zaitsev, de nacionalidad rusa "permanecerá demorado en la comisaría décima de Añelo hasta que la Justicia disponga otra condición", concluyó.