Este miércoles encontraron supuetamente ahorcado en su celda a Oscar Omar Bertuni de 54 años, detenido por el femicidio de su ex pareja Noemí Suárez, quien el pasado domingo fue encontrada asesinada con 33 puñaladas en su vivienda de la localidad de Cerrito,  en Entre Ríos. Su cuerpo fue encontrado horas después de que el fuera hombre fuera trasladado a una institución penal por una prisión preventiva por 60 días dictada por la justicia. 

El imputado de femicidio se habría suicidado en uno de los calabozos de la Unidad Penal 1 de Paraná de la misma provincia. 

El empleado vial, ex pareja de Suárez, estaba imputado por "homicidio doblemente agravado por el vínculo y por mediar violencia de género" contra la víctima quien era docente. 

Noemí Suárez fue asesinada de 33 puñaldas. Por el femicidio estaba imputado su ex pareja, Oscar Omar Bertuni, quien fue encontrado ahorcado en su celda. 

Su cadáver fue encontrado horas después de que fuera trasladado a la unidad penitenciaria por orden de la jueza de Garantías 6 de la capital entrerriana, Elisa Zilli, quien este mediodía dispuso su prisión preventiva por 60 días, según fuentes judiciales, informó la agencia de noticias Télam. 

La disposición de la magistrado fue dictada durante el mediodía de este miércoles en una audiencia presencial de la que participaron el abogado defensor Jorge Luis Balbuena y el acusado, y los fiscales Fernanda Ruffatti y Cristian Giunta.

Ahí,  el acusado del femicidio relató que era oriundo de Cerrito, que estaba divorciado y tenía cuatro hijos, que trabajaba como empleado de Vialidad Provincial, y que no tenía problemas con el consumo de alcohol y drogas, ni antecedentes penales.

En la audiencia, que fue transmitida por el canal de Youtube del Servicio de Información y Comunicación (SIC) del Supremo Tribunal de Justicia de Entre Ríos (Stjer), el fiscal Giunta describió el femicidio. 

La audiencia por el femicidio de Noemí Suárez


" Entre la noche del 23 y la madrugada del 24 de octubre, Bertuni ingresó al domicilio de la calle Lavalle 882, de Cerrito, y sorprendió sola en la cama a quien fuera su pareja, Noemí Guadalupe Suárez, y le asestó 33 puñaladas en tórax anterior, tórax posterior y cuello (…) también en hombro parrilla costal izquierda, y región dorso lumbar, provocándole la muerte por una hemorragia interna y externa masiva ", aseguró. 

Según el fiscal, Bertuni y la víctima tuvieron una relación de pareja durante 10 años y la cual terminó hace tres meses "por decisión de la víctima". Algo que el sospechoso no aceptó e insistía con retomar el vínculo. 


Desde la parte acusadora, la relación estuvo "signada por la constante violencia psicológica" por parte del imputado.

El fiscal expuso distintas evidencias como los testimonios de varios familiares de la víctima, el del sobrino de la docente que fue quien encontró el cadáver, quien había ido a la casa de su tía debido a que no contestaba los llamados y fue un vecino quien lo ayudó a ingresar por un paredón que daba al patio trasero de la vivienda de la víctima. 

Tras el hallazgo del cuerpo de la docente ambos dieron aviso a la policía. 


A las evidencias el fiscal aportó el testimonio de los policías que acudieron al lugar del hecho y que relataron que cuando preservaban la escena del crimen, el imputado ingresó por la puerta principal de la casa.

Agustina en su testimonio, hija de la víctima, según expresó el fiscal, relató que Bertuni le había contado tanto a ella como a su novio que había visto policías en la casa de su madre,  además de  "sangre" y "cortes".

A pesar de esto, el fiscal sostuvo que, de acuerdo a los policías, Bertuni "de ningún modo pudo haber visto la escena del crimen" porque cuando entró por la puerta del frente de la casa fue retirado del lugar antes de llegar al dormitorio de la mujer, donde ocurrió el hecho. 

El otro testimonio aportado fue del hermano de víctima quien declaró que el acusado le había dicho que la cerradura de la casa estaba "forzada", intentando instalar otra versión distinta al femicidio y desviar la atención. 


" Es un femicidio. Es el colofón de la violencia de género. Cometido en una sociedad pequeña y en una familia ensamblada. Cerrito está conmocionado", expresó la fiscal Ruffati. 

Para la fiscal, la relación entre el imputado y la víctima estuvo "signada por la violencia de género" y detalló hechos de "violencia psicológica" y "sexual".

"Sabía que la víctima vivía, sola, sabía cómo entrar, y cómo salir", aseguró la fiscal, quien consideró que estando en libertad, el acusado podía escapar o intimidar a los testigos, por lo que correspondía la prisión preventiva por 60 días.

La defensa acordó con la medida por lo que la jueza Zilli hizo lugar a la solicitud sosteniendo  que el pedido era "razonable" y estaba "fundado" en evidencias.

El pasado lunes por la noche en la localidad de Cerrito, se llevó adelante una masiva marcha en reclamo de justicia por el femicidio de la maestra Noemí Suárez. 

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

Ver más productos

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Ver más productos