Un grupo de por lo menos diez personas intentó robar un supermercado chino en el barrio porteño de Villa Lugano. Las cámaras de seguridad tomaron el momento en que el grupo de delincuentes llega al lugar con palos, mochilas y sus rostros tapados.
 


Cuando el dueño del comercio vio el malón acercarse, cerró la puerta de hierro evitando el ingreso de los delincuentes. Desde adentro, contuvo el portón con ayuda de otras personas que se encontraban comprando y atendiendo el supermercado.