Tras la detención del docente acusado de abusar de al menos 15 menores, de entre 3 y 5 años alumnos del Instituto San Martín, de la localidad bonaerense de Villa Fiorito, partido de Lomas de Zamora,  y que el caso saliera a la luz, un numeroso grupo de padres protestó en la puerta del establecimiento donde ocurrieron los hechos y allí también realizaron pintadas alusivas al caso y a la directora.

Todo ocurrió luego de que se enteraran de la situación y se dirigieron al colegio para hablar con la directora, Sandra Guma, quien según un de los padres le comentó: "Nos dijo que no era docente contratado, que venía a dar talleres. Nosotros depositábamos nuestra confianza y resulta que chicos de diferentes turnos expresaron este tipo de episodios"

Por su parte, Guma señaló ante la prensa que el hombre denunciado y detenido “no se quedaba nunca solo con las criaturas”.  Luego hizo referencia a que “hasta ahora los chicos no fueron revisados” y comentó que el gabinete pedagógico de la institución “tiene abiertas las puertas para atenderlos”

En tanto, los padres aseguran que los menores relataron los abusos y que presentaron audios a la Fiscalía, mientras que "uno de los nenes ya tuvo una entrevista con un psicólogo".  Además, dos nenes cuentan, según la denuncia de sus padres, al medio inforegion.com.ar., que el ahora detenido le hacía jugar un juego que "les dolía mucho".