Este miércoles por la noche, tuvo lugar un espantoso hecho de discriminación contra una mujer policía que intentaba ayudar a una joven. Todo ocurrió en Núñez en Avenida Lacroze a metros de Conde, donde una chica hizo un escándalo mientras profería insultos racistas contra una oficial.

Según las primeras informaciones, la mujer en cuestión de 19 años [de quien no se difundió el nombre], había salido de bailar de un boliche cercano y se subió a un taxi junto a su novio Gonzalo, de 26. Adentro del auto habrían comenzado a discutir por una presunta infidelidad del hombre. Cuando la pelea pasó a mayores, el taxista se detuvo y llamó a la policía.

En cuanto llegaron los oficiales intentaron calmarla y preguntarle si se encontraba bien o si había sido agredida. Al parecer, ella no tenía ningún tipo de lesión y solo estaba furiosa con su pareja, pero no iba a presentar una denuncia contra él.

Le gritó a una policía que no la tocara por "negra"

En determinado momento todo se comenzó a descontrolar y empezó a pedir a los gritos por su pareja que se encontraba a unos metros. La mujer policía, tratando de retenerla le pidió que se calmara mientras ella se contorsionaba en el suelo. La adolescente advirtió que la estaban filmando y vociferó: “¡Dejá de grabarme vos, pobre de mierda!”.

“¡No! ¡Estás loca! ¿Me podés escuchar, flaca?”, respondió un hombre. En ese momento ella se volvió para gritarle a la oficial: “¡No me toques! ¡No me gustan las negras! ¡Soltame! ¡Me da asco!”. A partir de allí se empezaron a escuchar los comentarios de los vecinos: “¡¿Cómo vas decir una cosa así!? ¡Loca!”.

La chica cambió de actitud cuando vio a otro policía al que se le tiró a los brazos abiertamente. “No me gustan las negras, por favor, me pongo mal. ¡Sacame de esta gente, por favor! Por eso voy a bailar a boliches caros”, le pidió mientras le cruzó los brazos por detrás de la nuca y lo intentó besar.

Volvió a notar que la filmaban y exclamó: "Aparte graban. Miren lo que son, con esas ojotas de indio pobre". Inmediatamente el agente a quien quiso "seducir", intentó alejarla del lugar para calmarla pero al ver que la mujer los seguía, se volvió a alterar: "¡Que no me sigan!".

Finalmente, se acercó un hombre quien no se sabe si es el novio o un testigo ocasional y le comienza a hablar en inglés: “Vos no sabés de qué estás hablando ni con quién estás hablando. Callate y respetá a la policía”. "La vas a pasar mal, ¿Entendiste?", le agregó en español.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy