En medio de la investigación que se realiza por el crimen de Fernando Báez Sosa cometido en Villa Gesell, se conoció el contenido de la conversación de WhatsApp que mantuvo uno de los acusados con un amigo luego del ataque.  "Amigo, flasheamos, matamos a uno", escribió uno de los rugbiers tras el homicidio.

Según fuentes con acceso al expediente, Blas Cinalli, uno de los ocho detenidos por el homicidio de Báez Sosa mantuvo una conversación por WhatsApp con un amigo para contarle que habían mantenido una pelea en un boliche y que habían matado a un joven.

"Amigo, flasheamos, matamos a uno", habría informado en un mensaje enviado a las 5.15 de la madrugada el trágico 18 de enero pasado, luego del ataque mortal a Fernando. 

Además, en estos mensajes, Cinalli habría reconocido que atacaron a la víctima luego de asegurarse que la policía se había ido. De comprobarse esa situación, quedaría sustentado el argumento de agravante del homicidio propuesto por la fiscal Verónica Zamboni

En la audiencia llevada a cabo el jueves pasado con el juez de Garantías David Mancinelli, Cinalli fue el único que tomó la palabra para asegurar que "ninguno quiso que pase lo que pasó".