El crimen de Tomás Valentín Pliego (22), cuyo cadáver fue encontrado por la madre del joven el martes último, tiene desconcertados a los investigadores del caso.

Hiela la sangre el espanto y el sufrimiento de esa mujer cuando halló el cuerpo sin vida de su hijo sobre una cama. Estaba con el rostro desfigurado y una sábana enrollada en un pie en el dormitorio de una vivienda familiar deshabitada y desordenada de localidad de Banfield, en el partido bonarense de Lomas de Zamora.

Este sábado se conoció el informe de autopsia sobre el cuerpo de Pliego. Arrojó que el mecanismo de muerte fue un "traumatismo encéfalo craneano grave, producto de un objeto contundente como un palo o un caño", informaron fuentes judiciales.

 

 

El reporte forense precisó una data de deceso "de 6 a 12 horas" previas al hallazgo del cadáver.

Además, detalló que durante el ataque el joven padeció lesiones en el pómulo derecho y la frente, además de golpes que le provocaron hematomas en el lado derecho de la cadera y excoriaciones en los labios y en la espalda.

Indica la investigación que Pliego a veces utilizaba el inmueble en el que lo asesinaron para reunirse con amigos y otros conocidos con el fin de escuchar música hasta la madrugada.

 

 

La principal hipótesis de los pesquisas es que el homicidio se produjo durante o posteriormente a una fiesta que la víctima organizó en ese domicilio, situado en General Campos, entre General Pintos y Miguel Cané, en el sur del Gran Buenos Aires.

Los investigadores hallaron en la casa una balanza de precisión y envoltorios similares a los usados para las drogas (Foto Télam).

Sin embargo, no descartan que el crimen haya sido el resultado de una entradera debido a que los autores, luego de cometer el asesinato, se apoderaron del auto del joven, de su teléfono celular y de un televisor.

En el lugar del hallazgo trabajaron efectivos de la comisaría 8va. de Lomas de Zamora y de la Policía Científica de la fuerza de seguridad bonaerense.

Por su parte, el fiscal Ricardo Silvestrini, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 11 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora, supervisó las tareas de peritos en la escena del crimen y solicitó un relevamiento de las cámaras de seguridad del barrio, con el fin de establecer si quedó algún registro de los atacantes.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

Ver comentarios