El ex policía federal, Ángel Alejandro García, de 71 años, se encontraba en su casa de Villa Piñeral, en el partido bonaerense de Tres de Febrero, cuando varios delincuentes intentaron ingresar para robar. El experimentado ex suboficial abrió fuego y abatió a dos de los malvivientes.

Según los primeros informes de los peritos de la policía, uno de los malvivientes cayó en la puerta de la casa y el otro intentó escapar en el auto del ex suboficial pero recibió varios disparos y murió en el interior del vehículo.

El resto de la banda se dio a la fuga y son intensamente buscados por la policía.

García sufrió heridas en el rostro y abdomen, y fue trasladado al Hospital Carillo. Se encuentra fuera de peligro.