En el marco de la causa que investiga la muerte de María Lourdes Arangio, la joven de 32 años cuyo cadáver fue encontrado envuelto en frazadas en plena vía pública del barrio porteño de Colegiales, la defensa de Raúl Devias, conocido como "El Gitano", el único detenido hasta el momento, informó que este lunes presentará un escrito como ampliación de indagatoria en la que explicará que no se trató de un homicidio sino de un “exceso de consumo” y planteará que mover un cuerpo no es delito.

LEÉ TAMBIÉN: La triste vida de Lourdes, la mujer cuyo cuerpo descartaron en la calle

Tal como había pedido su defensa, la nueva indagatoria será a las 12 del mediodía, aunque el abogado, Héctor Jorge Rodríguez, adelantó que “no contestará preguntas del juez y será una declaración por escrito”.El detenido e imputado este lunes ampliará su declaración indagatoria ante el juez Damián Kirszenbaum, del Juzgado Nacional en lo Criminal 26, ubicado en el 5to. piso del Palacio de Tribunales porteños.

Mi cliente, quien tiene problemas de adicción a las drogas, aún no está en condiciones de declarar y lo mejor será una defensa por escrito en la que se le explicará al juez todo lo que sucedió”, dijo Rodríguez.

El abogado afirmó que “en este caso no hubo un homicidio sino un exceso de consumo de estupefacientes”.

Estuvo el sábado visitando a Devias en el penal de Marcos Paz y tengo la íntima convicción de que mi cliente no mató a nadie. Tenemos en claro lo que pasó sin ver la autopsia”, comentó.

Rodríguez comentó que Arangio “estaba en situación de consumo porque era adicta a las pastillas y se inyectaba” cuando fue a la casa de su cliente y que allí Devias se dio cuenta de que había muerto cuando la encontró “fría”.

“Tomó decisiones equivocadas en una situación de pánico. Pero mover un cadáver no es una conducta delictiva. Si la muerte no tiene una causa violenta, no es encubrimiento”, sostuvo el letrado.

LEÉ TAMBIÉN: Crimen de Colegiales: "Lourdes vivía con miedo de que Devias la mate"

El abogado incluso contó que para sacar el cadáver a la calle envuelto en dos frazadas, desde su casa de la calle Céspedes 2947 a la cinta asfáltica, entre dos autos estacionados, “contó con la colaboración de un conocido”, cuyos datos aportarán al juzgado.

Por último, indicó que en el escrito que presentará, le pedirá al juez Kirszenbaum la declaración testimonial de un amigo de la pareja que “conocía bien a ambos y puede desestimar algunos comentarios que hubo en torno a que tenían una relación violenta”.

El hecho se descubrió el martes pasado a la mañana cuando vecino llamó a la línea 911 para reportar la presencia de un bulto de grandes dimensiones, empaquetado con frazadas, en Céspedes al 2900, de Colegiales.

Se trataba del cadáver de Arangio, el cual estaba vestido con una calza y un buzo negro, pero sin calzado, y llevaba varios días muerta.

Devias quedó detenido a partir de un video de una cámara de seguridad de la cuadra, que grabó el momento en el que el cadáver era depositado detrás de un camión rastrojero, estacionado a diez metros de su casa.

Los resultados preliminares de la autopsia determinaron que Arangio murió de una congestión y un edema agudo de pulmón y que no tenía signos de una muerte violenta, por lo que se esperan estudios complementarios para determinar con precisión las causales de la muerte.

Al allanar la vivienda, la Policía de la Ciudad encontró una pared con el nombre de “Lourdes” escrito en marcador y rastros de posible sangre detectados con el reactivo “luminol” en prendas de vestir, en la cama y en una pared, aunque podrían ser de vieja data.

Ver más productos

San Juan de Capistrano

La Iglesia recuerda a San Juan de Capistrano

Miles de personas llegaron a la Plaza de Mayo desde distintos puntos de Capital y Gran Buenos Aires.

17 de octubre: una lealtad eterna

La Amazonia y la destrucción del mundo

La Amazonia y la destrucción del mundo

Ver más productos