Gabriel Ávalos, quien es hijo de Inmaculada Concepción Núñez, la feriante de 44 años que apareció salvajemente asesinada a golpes en la cabeza y semidesnuda, el viernes pasado, en la localidad bonaerense de Ingeniero Budge, en el partido de Lomas de Zamora, reclamó que "un testigo clave en el expediente cuente todo lo que sabe de lo ocurrido".

Según publicó el portal de noticias Diario Conurbano, Avalos manifestó que su madre trabajó el 27 de diciembre en la denominada feria de Olimpo, en Lomas de Zamora, y que luego se reunió con amigos y amigas. "A la 1:20 del 28 de diciembre, mi madre se conectó por última vez a Whatsapp y fue en aquel momento que le dijo a una amiga que se iba a dormir, lo que demuestra que estaba en una vivienda", señaló el consternado joven, quien agregó que el padrino de Inmaculada le señaló que la dejó con un conocido de nacionalidad paraguaya y apodado "Pata Cumbia", en el cruce de General Juan Facundo Quiroga y San Juan, en las proximidades del lugar donde fue localizado el cuerpo sin vida de la señora.

"Después nos enteramos que este hombre dijo que él no le hizo nada a mi mamá y que no estuvo con ella a la noche, pero nosotroos creemos que sabe algo más y queremos que lo diga en la justicia, para averiguar quién la mató", sostuvo el muchacho. El cuerpo sin vida y golpeado en la cabeza de la víctima fue hallado en la esquina de General Juan Facundo Quiroga y Capitán Rubén Martell, a 100 metros del denominado arroyo Santa Catalina, en jurisdicción de la comisaria de Ingeniero Budge (10ª de Lomas de Zamora).