Ladrones robaron el viernes a la madrugada dinero de un cajero automático de un banco en plena avenida Mitre, en el partido bonaerense de Avellaneda, al que destruyeron con un artefacto explosivo de fabricación casera.

Un jefe policial informó a DyN que el hecho se produjo alrededor de las 3 en la sucursal del Banco Santander Río ubicada en la avenida Mitre al 6200, entre Las Flores y Martín Fierro, en la localidad de Wilde.

Allí hicieron detonar un explosivo casero armado con una batería conectada a un tubo de oxígeno.

Según quedó registrado en las cámaras de seguridad, dos hombres bajaron de un auto oscuro y uno de ellos entró con el artefacto, al que hizo estallar frente a uno de los cajeros.

Esto provocó daños en el blindex de la entrada y la pared de durloc que da a uno de los costados del aparato, lo que facilitó el ingreso a su parte trasera.

La fuerte detonación también provocó daños en el cielorraso, el techo del hall central del banco y el sistema central de aire acondicionado.

Tras la explosión, ingresó el segundo ladrón con un bolso negro y luego -en 60 segundos- escaparon en el auto, donde los esperaba un tercer delincuente, en dirección a la ciudad de Quilmes.

Las fuentes indicaron que no estaba determinado por el momento cuántos cartuchos con dinero se llevaron los asaltantes.

El 28 de junio pasado se produjo un hecho similar en el cajero de la misma empresa bancaria ubicado en la esquina de la avenida 14 y la calle 14, de la ciudad bonaerense de Berazategui donde volaron el frente de un cajero empleando una garrafa de gas conectada a una batería.

En esa oportunidad los ladrones se llevaron un cartucho de dinero. El “robo calificado” de hoy es investigado por la comisaría quinta de Avellaneda, que dio intervención al fiscal Elbio Laborde, titular de la UFI N 3 de Avellaneda.
 

Fuente: DyN