Dos bandas que se dedicaban a cometer robos con indumentaria de policías causaron terror en Capital Federal y en La Matanza. Una de ellas realizaba falsos allanamientos en la zona de Polvorines, logró ser desarticulada, en tanto que los otros delincuentes lograron darse a la fuga tras cometer un robo a una parrilla del barrio porteño de Caballito.

La primera de las bandas constaba de tres hombres, entre ellos un ex policía, quienes fueron detenidos en la localidad bonaerense de Los Polvorines acusados de conformar una banda que se hacía pasar por efectivos policiales realizar falsos allanamientos y cometer robos en viviendas.

Los voceros de la investigación precisaron que uno de los miembros de la banda es un efectivo policial desafectado en diciembre del año pasado de la fuerza provincial. La detención se produjo después de que los tres delincuentes cometieran un robo vivienda ubicada en la calle San Ignacio al 4000 de Los Polvorines, partido de Malvinas Argentinas.

Los efectivos de la comisaría segunda de ese distrito montaron un operativo cerrojo para hallar a los delincuentes que se movilizaban en un Volkswagen Surán de color gris y, tras una persecución, finalmente fueron interceptados en la intersección de Ruta 8 y Ruta 202.

Los asaltantes, de 31, 42 y 46 años, llevaban dos pistolas -una calibre 9 mm y otra .380-, con 22 proyectiles, dos chalecos antibalas -uno con la inscripción de la Policía de Provincia de Buenos Aires y otro de la Policía Federal Argentina-, y los elementos que habían sido robados.

Los investigadores detallaron que los aprehendidos están implicados en varios hechos cometidos bajo la misma modalidad. La causa quedó en manos de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 20 de Malvinas Argentinas, que abrió una causa caratulada como "robo agravado por el uso de arma de fuego, por haberse cometido en poblado y en banda, y por portación ilegal compartida de arma de guerra".

Asalto a la parrilla

La otra de las bandas operó en la zona porteña de Caballito, ingresando a una conocida parrilla llamada "Don Zoilo", ubicada en Luis Viale al 500. Los delincuentes, con chalecos de la Policía Federal, se dirigieron directamenet a la caja registradora para quedarse con el botín de la jornada.

Sin embargo, luego de forcejear con un empleado que logró sacarles el arma a uno de ellos, se dieron a la fuga en un auto que manejaba un cómplice que los esperaba en la puerta. A los tiros, lograron darse a la fuga. 

Fuente: Télam

Ver más productos

San Alberto Magno, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Alberto Magno

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Papa no tiene previsto visitar Argentina en 2020

El Papa no tiene previsto visitar Argentina en 2020

Ver más productos