El hecho ocurrió a las 14 en el kilómetro 494 de la ruta nacional 35, cuando el automóvil Chevrolet Corsa color blanco de las víctimas se despistó. 

"Por ahora no sabemos qué sucedió para que el auto termine en la banquina inundada, estamos haciendo las primeras averiguaciones en el lugar para determinarlo", afirmaron las fuentes policiales. 

"La ruta está bien señalizada, es una recta y el asfalto está en buen estado. Puede ser que el conductor se haya dormido y eso pudo haber originado el despiste del vehículo. Pero no lo tenemos confirmado", se agregó. 

El conductor del vehículo fue identificado como Mariano Martín, que viajaba junto a su esposa Isa Zubiría y en la parte trasera del auto iban sus hijos pequeños, un bebé y otro de cuatro años.

Los cuerpos fueron hallados sin vida en el agua. La familia vivía en la provincia de Mendoza y viajaban para pasar las fiestas de fin de año en la localidad pampeana de Quemú Quemú, donde había nacido Martín. En el lugar, trabajó personal de la Comisaría Departamental de Realicó.