Este era Luis Alberto Ávalos, el panadero asesinado (El Progreso).

Vecinos del motochorro de 18 años, que el 30 del mes pasado asesinó salvajemente a balazos al humilde panadero Luis Alberto Ávalos, en la localidad bonaerense de Florencio Varela, afirmaron que el muchacho es adicto a consumir paco y que sus familiares deseaban que trabajara como peluquero.

Tal como publicamos en nuestra edición del sábado, el individuo, llamado Gastón Ezequiel, de 18 años, fue apresado por los pesquisas policiales de la comisaría 3ª de Florencio Varela, luego de sorprenderlo mientras se hallaba en proximidades de la finca de uno de sus hermanos, situada en el cruce de 7 y 21, en Ingeniero Allan.

“Sabemos que el chico es adicto a consumir paco y que se había recibido de peluquero, aunque lamentablemente frecuentaba malas compañías”, manifestó un habitante del humilde vecindario, quien agregó que “el padre del criminal, inclusive, le había comprado a su hijo las máquinas para ejerciera el oficio en la vivienda familiar”.

Varios procedimientos

Las diligencias investigativas, supervisadas por las autoridades policiales de la Jefatura Distrital de Florencio Varela y de la Jefatura Departamental de Quilmes, incluyeron un procedimiento en Gregorio de Laferrere, en el partido de La Matanza, donde reside la madre del sospechoso.

Ávalos, de 51 años, fue agredido a tiros mientras estaba en su panadería, ubicada en Florentino Ameghino al 3500, casi en el cruce con Neuquén. El comerciante padeció una herida en el estómago y pereció luego de haber sido trasladado de urgencia al Hospital Mi Pueblo, en Florencio Varela.

El pibe detenido, acusado del crimen.