Una joven, de 25 años, fue asesinada de un balazo por su concubino, de 29, en un confuso suceso que se registró esta tarde en la localidad bonaerense de Garín, en el partido de Escobar. Los efectivos policiales detuvieron al individuo, quien intentó hacerles creer a los investigadores que ladrones habían agredido a disparos a la muchacha en la vía pública.

Voceros del departamento judicial de Zárate – Campana revelaron a cronica.com.ar que la infortunada víctima fue identificada como Karen Gisele López, de 25 años.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, el hecho se descubrió a las 17.30 de este sábado cuando la joven fue trasladada por su pareja, en un remise, a la Unidad de Diagnóstico Precoz (U.D.P.), en jurisdicción de Garín, en el norte del conurbano provincial.

Trascendió que posteriormente la mujer tuvo que ser derivada, de urgencia, al Hospital Zonal Doctor Enrique Erill, en Escobar, donde perdió la vida a raíz de sus graves heridas.

Como consecuencia de los ocurrido, los pesquisas de la comisaría de Garín (3ª de Escobar), del Subcomando Patrulla de la zona y de la Dirección Departamental de Investigaciones (D.D.I.) de Zárate – Campana se hicieron cargo de aclarar el episodio, oportunidad en la que el individuo, de 29 años, les aseguró a los funcionarios que la mujer había sido herida por asaltantes en la esquina de Primero de Mayo y avenida Fructuoso Díaz.

Sin embargo los servidores públicos lograron establecer que el caso, en realidad, se había producido en una finca, situada en Francia al 1600, casi en el cruce con la avenida Patricias Argentinas.

Por este motivo, la Justicia resolvió apresar al sujeto de manera preventiva.

Mientras tanto, los peritos de la Policía Científica comprobaron que la fallecida presentaba un certero impacto de arma de fuego en la cadera, a la vez que, en el interior del domicilio habitado por la pareja, incautaron una vaina servida 11.25, que estaba debajo de la cama matrimonial, un colchón de dos plazas que tenía rastros de sangre y una sábana blanca, la cual se encontraba dentro del lavarropas y que también presentaba manchas que se cree serían de tejido hemático.

La vaina servida hallada debajo de la cama matrimonial.

Autoridades de la Estación de Policía de Escobar se encargaron de supervisar los diferentes procedimientos.

En forma preventiva, la causa fue caratulada “Homicidio”.

Por F.V.