El 18 de enero frente al boliche Le Brique, en pleno centro de Villa Gesell, varios rugbiers masacraron a golpes a Fernando Báez Sosa.

Este lunes, a un mes y medio de producirse el atroz crimen, el joven hubiera cumplido 19 años y su novia Julieta Rossi lo recordó escribiéndole una emotiva carta en las redes sociales.

Una de las últimas novedades con respecto a la causa corresponden al pedido de Fernando Burlando, abogado que representa a la familia de la víctima, a la fiscal Verónica Zamboni que investigue la participación de dos nuevos sospechosos en el homicidio.

"Puedo confirmar que hay otros involucrados en el hecho. A la fiscalía le toca investigar la actividad que desarrollaron. La información que manejamos es que está en el lugar en los momentos más álgidos. Y hay otro que aparece en el grupo", planteó y sostuvo: "Esto no terminaba en los 10 sospechosos, sino que había más".

Lucas Pertossi (21) Ayrton Viollaz (20), Máximo Thomsen (20), Ciro Pertossi (19), Blas Cinalli (18), Enzo Comelli (20), Luciano Pertossi (18) y Matías Benicelli (20), están acusados de ser coautores del delito de "homicidio doblemente calificado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas" en perjuicio del joven, y de las "lesiones" que sufrieron sus amigos.

Además, permanecen imputados, pero sin prisión preventiva Juan Pedro Guarino (19) y Alejo Milanesi (19), acusados de ser "partícipes necesarios" del mismo delito.