Victor Rebossio y Horacio Dargainz, quienes integran la defensa de Nahir Galarza, acusada de asesinar a Fernando Pastorizzo con el arma reglamentaria de su padre policía en la localidad entrerriana de Gualeguaychú, aportaron fragmentos del diario íntimo de la joven que sugieren que existía maltrato físico y psicológico por parte del occiso contra su clienta.

"Hoy me doy cuenta que una vez que satisfacía su sentimiento de posesión hacia mi, recién se tranquilizaba, porque me trataba igualmente que a un objeto", dice parte del texto.

En el diario íntimo, que fue peritado por la "Junta de Peritos Psicólogos, Psiquiatras y Grafólogos especialistas en Violencia de Género y Protección de la mujer", se agrega: "Él me culpaba de que se pusiera en ese estado, pero yo también note que se encontraba de la misma forma cuando perdía jugando a la playstation, lo que generaba quejas de su hermana".

En otro fragmento de su diario, Nahir señaló: "Yo debía bloquearlo reiteradamente porque se pasaba horas agrediéndome verbalmente, gritándome y desvalorizándome"

Además, escribió que cuando Fernando veía el desinterés de Nahir, él "acudía a los llamados telefónicos que no paraban en todo el dia hasta que lograban que yo lo escuche" y al no lograrlo se "aparecía" en la casa de la joven con la "excusa" de que debían hablar.

"Su manipulación, violencia psicológica y física durante tanto tiempo me llevo a cambiar mi forma de ser, a convertirme en una persona insegura, reservada y más callada", concluyó la acusada del crimen.