Angélica Soledad Gómez, de 48 años, la mujer que degolló a su hija Sol Victoria Martinez Gómez, de sólo 9 años, fue derivada este viernes por orden judicial al pabellón PRISMA de salud mental del Servicio Penitenciario Federal, que analizó al músico Cristian Pity Álvarez luego de que fuera detenido por asesinar a un hombre de tres disparos en el Barrio Samoré de Villa Lugano.

Álvarez fue finalmente declarado imputable, y es probable que suceda lo mismo con la madre asesina. De acuerdo a lo informado por su esposo, Alfredo Martínez, Angélica padece múltiples enfermedades tanto psicológicas como físicas.

En su última visita al Hospital Neuropsiquiatrico Alvear, donde era tratada, los médicos habían recomendado su internación, medida que no se concretó por expreso pedido de ella ya que "no quería perder a los hijos".