Un mecánico fue hallado muerto en el Bº Siglo XXI,  provincia de Santiago del Estero, víctima de un disparo de arma de fuego en la cabeza.  Fueron aprehendidos su ex pareja y sus dos hijos. Se investigan las circuntancias de su muerte.

 Walter Daniel Kring, de 49 años, tenía un disparo en la sien, lado derecho, sin orificio de salida. A su lado, la policía incautó una pistola calibre 22 mm, cromo con mango negro, ubicada debajo de su brazo derecho a la altura de su mano

.

 

Según los testigos el mecánico vivía solo, se habría separado de Camara María Inés Castro. Una vecina le dijo al fiscal que en la mañana vio a ambos discutiendo en la entrada de la casa.

La mujer recogió varios elementos del  domicilio y se fue en un automóvil rojo. Cerca de las 19 regresó, y se habría llevado más elementos de la vivienda y una vez más discutió con el mecánico en la vereda de la casa, y se fue.

Otros testigos dijeron a los policías que después de las 22.30 vieron al hombre tirado afuera de la casa, pero jamás imaginaron que fuese algo grave.

Al llegar la Policía Científica

Los forenses informaron a la Justicia que la muerte se produjo por un disparo en la cabeza.

El fiscal cerca de la medianoche dispuso la aprehensión de la ex pareja de la víctima, más sus hijos de 17 y 24 años.

 

La ex pareja, de 45 años, habría declarado que discutió con el mecánico, ya que le habría descubierto en su celular mensajes de Whatsapp con una anterior pareja y madre de un hijo.

 

Habrían tenido un fuerte enfrentamiento verbal y ella resolvió cortar todo diálogo. Por eso se llevó algunas a su vivienda, ubicada a cuatro cuadras de la casa de la víctima.

 

Del entrecruzamiento de los fiscales surgirían una causa por violencia de género, en cuyo transcurso pesaba en contra del mecánico una restricción e impedimento de contacto que al parecer ya habría vencido.

 

El fiscal incautó los celulares de la mujer y del mecánico. El de la víctima fue descubierto en otra vivienda, lo cual comenzó a “sembrar” dudas en la original hipótesis de un suicidio, precedido por una fuerte discusión, más el aparente estado de ebriedad en el mecánico, según informó el diario El Liberal.

 

También, los policías y el fiscal intercambiaron detalles y coincidían en que las tres personas ofrecieron al menos tres versiones diferentes sobre la muerte del hombre. Tampoco supieron decir donde estaba el auto de la víctima.

 

El fiscal pidió respaldo judicial y el juez de Control y Garantías, Rodolfo Améstegui, dio luz verde a la requisa de una casa, de un familiar de los jóvenes, y descubrieron un coche gris propiedad de la víctima fatal.