Un hombre de entre 25 y 30 años fue asesinado en la madrugada del sábado de un balazo en la cabeza. El hecho ocurrió en el barrio porteño de La Boca y la justicia aún investiga las causas.

Si bien en un principio se habló de un crimen que ocurrió como corolario de una pelea familiar, ahora se investiga una discusión callejera seguida de muerte. La víctima fue identificada por los vecinos como Maxi, un joven que trabajaba como "trapito". 

Efectivos de la Policía de la Ciudad se acercaron a Olavarría 252, lugar del hecho, tras un llamado al 911 y se encontraron con el cuerpo del hombre vestido con campera y short de color negro sobre una calza también negra. 

Las fuentes informaron que una vecina que vive en Olavarría al 200 escuchó una detonación y al salir observó el cuerpo tirado en la calle y le aviso a un efectivo de la Prefectura Naval que caminaba por el lugar en ese momento, y este fue quien dio aviso al 911. 


La fiscalía busca dar con la filmación de una cámara de seguridad que podría haber capturado la agresión. Por el momento no hay detenidos pero vecinos apuntan que quien mató a Maxi se refugió en un conventillo de la zona en la que viven entre 10 y 15 personas. Se sospecha que fue una mujer la que gatilló.