En el barrio Padre Rodolfo Ricciardelli, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la Gendarmería Nacional Argentina desbarató en la madrugada de este domingo una fiesta clandestina, en la cual había más de 140 personas y detuvo a su organizador.

Según se informó oficialmente en un comunicado del ministerio de Seguridad de la Nación, el operativo realizado por miembros del Escuadrón "1-11-14" de la citada fuerza y se inició cuando, durante un patrullaje los agentes advirtieron "una reunión masiva en la que, entre otras cuestiones, no se guardaba el distanciamiento social ni se utilizaban los barbijos indicados para la preservación de la salud de las personas y evitar, así, la de los contagios del Covid-19".


Tras los hechos, y por orden de la Fiscalía Contravencional de Faltas Nº 25, los uniformados detuvieron al organizador del evento, "así como procedió a la incautación de los 20 juegos de luces de diversos tamaños, 3 máquinas de humo, 3 reproductores de imágenes, 3 notebooks utilizadas para la musicalización, 1 CPU con la misma finalidad, 2 monitores de PC, 1 pantalla gigante rebatible, 2 consolas de música y 3 micrófonos, cableados eléctricos, entre otros elementos".

Al mismo tiempo, fueron identificadas 142 personas que se encontraban participando del evento en infracción al DNU 334/21.en el marco de la pandemia del coronavirus.

Así fueron demoradas las personas participantes de la fiesta clandestina en CABA.

Imágenes del operativo y los objetos secuestrados

Algunas de las cosas que la fuerza secuestró como prueba del delito.
Vasos y bebidas utilizados en la fiesta clandestina.
Vinos, cerveza y tragos, también fueron incautados.
El contenido de las cajas que los agentes controlaron.
El lugar donde no se cumpió con el DNU ante el protocolo de la pandemia del coronavirus.
En la fiesta había más de 140 personas.
Consolas, computadoras y equipos de música: otros elementos encontrados por la fuerza.