La joven hipoacúsica, Jennifer Ibarra, de 22 años fue hallada sana y salva este sábabo en horas de la tarde, en la intersección de las calles Lavalle y Agüero, en Villa Martelli, por una pratulla policíal de la dependencia 4º de Vicente López.

Ibarra había desaparecido hace diez días en el distrito bonaerense de Esteban Echeverría y los uniformados la encontraron cerca de la estacion Padilla del tren Belgrano Norte. 

Fue su madre, Verónica quien confirmó la noticia, gracias a que pudo reconocerla a través de una foto. "Está bien, está sonriente. Parece decir "me encontraron", señaló conmocionada la mujer tras el hallazgo.

Jennifer, hipoacúsica y de 22 años, será sometida en las próximas horas a una revisión médica y se reencontrará con sus padres que esta noche viajaban en automóvil desde el sur del Gran Buenos Aires a la comisaría de Vicente López

La joven era buscada desde hace más de una semana en la zona sur del conurbano, especialmente en las localidades de San Vicente, El Jagüel, Ezeiza y Canning. La chica había sido vista por última vez el jueves de la semana pasada por la noche cuando salió de la casa de un amigo en El Jagüel.

Gracias a esta foto, su mamá pudo reconocerla.

Varios familiares, vecinos y amigos y un hombre de 46 años, quien sería su novio aunque la familia de la chica no estaba al tanto de esa supuesta relación, declararon en la causa y la justicia no encontró elementos que ayudaran a la investigación.

Al momento de su desaparición Jennifer vestía remera, calzas y zapatillas negras pero hoy fue encontrada en la zona norte con calzas y un pullover cuello alto color rojo. La chica no tenía teléfono celular y no sabe leer, según relató su madre.

La desaparición de Jennifer había dado lugar a la apertura de un expediente en una fiscalía descentralizada de Esteban Echeverría, que depende del Departamento Judicial de Lomas de Zamora. 

Fuente: Télam