El teléfono celular de Anahí Benítez fue hallado este miércoles en una vivienda a pocas cuadras de la Reserva Natural Santa Catalina de Lomas de Zamora, donde el 4 de agosto se encontró el cuerpo semienterrado de la adolescente, y detuvieron a un hombre acusado de "encubrimiento agravado".

Fuentes de la investigación informaron que se procedió a allanar la vivienda de José M. Jorge al 400, de la localidad bonaerense de Llavallol, a raíz de que se detectó que después de doce días se reactivó el celular de la adolescente de 16 años asesinada.

Las fuentes precisaron que tras los allanamientos a esa y otras tres viviendas de la zona se detuvo a un hombre, después de que uno de sus hijos lo señaló como la persona que le regaló el teléfono de Benítez.

El hombre detenido fue acusado por "encubrimiento agravado", mientras que su hijo de 16 años quedó vinculado a la causa en calidad de "testigo", dijeron las fuentes.

Los procedimientos fueron solicitados por las fiscales especializadas en violencia de género de Lomas de Zamora, Verónica Pérez y Fabiola Juanatey, a cargo de la investigación del crimen de la adolescente.

En el primer allanamiento realizado esta madrugada la policía interrogó a un hombre identificado como Miguel Villalba, de 75 años, quien vivía con su nuera y dos nietos, uno de los cuales dijo a los efectivos que el celular se lo "regaló su padre".

Por esto, las fiscales dispusieron el allanamiento de otra vivienda cercana, en Oliden al 1200, donde los efectivos detuvieron a Marcelo Villalba, padre del adolescente al que le obsequió el celular, e incautaron elementos que pueden ser útil a la causa.

Las fiscales ordenaron también el allanamiento de un terreno baldío lindero a la casa de Villalba, donde había restos de partes de automotores, chatarra y otros residuos, que fue inspeccionado por peritos de la Policía Científica.

Fuentes de la investigación informaron que el celular de Benítez, que estaba desbloqueado y con otro chip cuando fue recuperado, fue llevado a la Unidad de Investigaciones Judiciales de la Ciudad de Buenos Aires para someterlo al programa "USEL".

Esa pericia permitirá conocer cuál fue la actividad del teléfono desde el 29 de julio, cuando la adolescente fue vista por última vez en Lomas de Zamora, destacaron las fuentes.

Asimismo, indicaron que la Fiscalía envió un exhorto a las empresas Google y Facebook para que liberen los accesos a las cuentas de Benítez.

En tanto, familiares y amigos de Marcos Esteban Bazán, quien continúa detenido en la causa, se manifestaron frente a los tribunales de Lomas de Zamora en reclamo de la liberación del imputado. Los manifestantes exhibieron carteles con la leyenda: "Queremos Justicia real, no perejiles".

Bazán, de 34 años, vivía en una casilla a 300 metros del lugar donde fue encontrado el cuerpo de Benítez, en la reserva natural, en la cual encontraron rastros de sangre, pelo y ropa de mujer que están siendo periciados para determinar si pertenecían a la adolescente.

Dos días después del hallazgo del cuerpo de Benítez la policía arrestó al profesor de matemáticas, llamado Francisco Leonardo Agostino, pero fue liberado el 8 de agosto por decisión del juez Sebastián Monelos, aunque quedó vinculado a la causa por el crimen de la adolescente.

Fuente: DyN