Un suboficial de Gendarmería Nacional (GNA) fue herido de un disparo en el tórax tras ser asaltado por dos delincuentes armados que, junto con otros cuatro cómplices, protagonizaron un raid delictivo en la localidad bonaerense de Isidro Casanova. Por el hecho fueron detenidas dos personas de nacionalidad venezolana.

Los dos hombres detenidos se negaron a declarar ante el fiscal Carlos Adrián Arribas, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 12 de La Matanza, y permanecerán con prisión preventiva.


Todo ocurrió anoche en la intersección de las calles Setino y Eufrates, en el barrio Los Pinos, de la mencionada localidad del partido de La Matanza.

Personal de la comisaría 7ma. tomó conocimiento de que seis delincuentes armados habían robado una camioneta Volkswagen Amarok, conducida por un concejal, y que en su fuga cometieron otro ilícito.

Dos de los delincuentes, que se movilizaban en un grupo de al menos tres motos, a pocos metros del primer robo intentaron sustraerle la motocicleta a un suboficial de la GNA que regresaba a su casa vestido de civil.

El gendarme intentó resistirse pero los delincuentes le quitaron su pistola reglamentaria Pietro Beretta calibre 9 milímetros y le efectuaron un disparo en el tórax, que le provocó un orificio de entrada y otro de salida.


En el lugar se encontró una vaina calibre .22, por lo que se intenta establecer cuál de los seis asaltantes le disparó al gendarme.

Los delincuentes escaparon con algunas pertenencias de la víctima, aunque sin robarle la moto, mientras que el gendarme fue trasladado al Hospital Paroissien, de Isidro Casanova, donde se constató que el disparo no dañó ningún órgano vital y se encuentra internado fuera de peligro.

El suboficial cumple funciones en el Edificio Centinela de la GNA.

La policía inició un operativo cerrojo que finalizó en las calles Habana y Cristianía con la aprehensión de dos sospechosos, identificados como Ezequiel Alexander Tapia (29) y José Domingo Alonso (21), ambos de nacionalidad venezolana.

En poder de los detenidos se secuestraron un revólver calibre 32 largo y una motocicleta marca Gilera 150cc color gris.