Una familia pide que se saque del archivo una causa  por accidente, porque sospechan que no fue tal.  "El 30 de abril del 2021 mi hermana Antonela Jaime falleció a raíz de un accidente de tránsito. Pero lo que nadie tuvo en cuenta es que no fue un accidente común como podría pasar en un momento trágico a cualquier persona. Ella iba con su ex pareja y padre de sus dos hijos, uno de 8 años y uno de 4 años en la actualidad, llevaban dos años de guerra. Denuncias, persecuciones, el fue arrestado en una de las tantas veces que violaba la perimetral. Mi hermana mantuvo también custodia policial porque el destruía el domicilio cada vez que lograba ingresar. Domicilio que ya habían cambiado un vez para estar en un lugar más seguro donde no fuera de fácil acceso", comentó en exclusiva a cronica.com.ar, Claudia hermana de Antonella.


"Esa tarde del 30 el la buscó y la convenció no se cómo de que subiera a la moto.Todo segundos antes de transitar a 150 km dentro de la ciudad de Bragado. En una intersección por la avenida donde ellos transitaban a tan velocidad sube un camión de una empresa local, que no entendió el chofer porque habiendo lugar de paso detrás de él , Roberto Urbano (así se llamaba este asesino) impactó con toda la velocidad que llevaban en la mitad del camión", considera la hermana. 

 


  "La causa dice que fue una mala maniobra de él y por eso el deceso de ambos. Pero hemos solicitado el cambio de esta carátula presentando testigos y aportando las denuncias y volviendo a hacer mención de todo lo que no se tubo en cuenta y se dijo que fue mala maniobra. La aseguradora no quiso pagar nada", explica Claudia.

"Queremos que se diga la verdad; que no fue accidente. No fue mala maniobra de él. Fue un femicidio.  Nada fue casualidad", afirma

"Anto era una piba común, llena de sueños, tenía amigas, trabajaba, remaba para llegar a fin de mes porque él poco y nada para los nenes.  En la ciudad todos hablan y saben que él la mató. Siempre amenazaba con eso: te voy a matar y me voy a matar. Tenemos las amigas de ella que te lo cuentan porque lo vivían a eso", 

"La fiscalía cree que se va a poder revertir. Pero es la misma fiscalía que hubo que patear puerta para que ayudaran. La causa está en Mercedes Juzgado 4. Se solicita el desarchivo con los testigos de la tarde del hecho y los amigos, denuncias y nota periodística que se público cuando el fue arrestado por violar la perimetral", afirma la hermana, que tanto ella como el resto de la familia quieren que se investigiue lo que pasó. 


"El  Estado poco y nada ayudó y tampoco hoy lo hace con respecto a los nenes que tenemos que compartirlos con la madre del quien consideremos el femicida. Y si averiguan en la ciudad los nenes van a comer a un comedor. Nada podemos hacer porque la jueza de familia estableció pero nunca nadie fue a ver como están los nenes. Queremos lograr la ley Brisa para ellos", sostiene la tía de los chicos. 

 

"Me parten y nos parten la vida. Son mi sangre y ahora tuve que solicitar un abogado del estado para que me ayude como tía a tener amplio régimen de visitas . Yo vivo en San Pedro. Y la madre del femicida pone escusas cada vez que viajo, que es cuando puedo, porque no tengo recursos para ir cada fin de semana  y trabajo en una panaderia muchas horas".

La familia materna lucha por la custidia de los nenes.


"Mi hermana 25 años tenía. Toda la historia se desarrolla en Bragado. Ella trabaja con mami en la perfumería de la familia. Criaba los chicos con la ayuda de mamá. Ahora viven con la madre del progenitor. Y mami tiene días de visitas y finde por medio duermen en la casa de ella", resalta Claudia. 

"Estaba hermosa había logrado despegar del mundo de porquerìa en el que vivía con este loco y se veía increíble y tenía proyectos y que sus niños estuvieran bien. Siempre te besaba y te abrazaba con alegria", dice. 

"Yo después del sepelio fui a su casa y estaba todo listo para la cena de esa noche que nunca volvió a su casita con sus nenes", recuerda.

 


Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

Ver comentarios