Un joven de 20 años fue imputado este viernes tras ser detenido anoche luego de mantener cautiva en su vivienda a una menor de 15 años que había sido reportada por sus familiares como desaparecida, y por haber abusado sexualmente de ella.

El fiscal penal 1 de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual en feria, Federico Jovanics, informó que este viernes fue imputado un hombre de 20 años, detenido en las últimas horas, por el supuesto abuso sexual de una menor de 15 años.

La investigación de la Fiscalía se inició a partir de un informe policial que da cuenta que una vecina del barrio Los Pinares, de la localidad salteña de Cerrillos, escuchó los pedidos de auxilio de una mujer desde el interior de una vivienda. 

Por este motivo, llamó al Sistema de Emergencias 911 y pidió ayuda a los vecinos.

La intervención de personal policial que realizaba tareas de patrullaje en la zona permitió comprobar que se trataba de una menor de 15 años que el viernes de la semana pasada había sido reportada por sus familiares como desaparecida, luego de ausentarse de su domicilio, en el barrio Atocha II.

La adolescente estaba encerrada en una habitación tipo salón, que tenía rejas en las ventanas y cuya puerta estaba asegurada con llave.

Los efectivos ubicaron al propietario del inmueble para que abriera la vivienda, desde donde se rescató a la adolescente, tras lo que se dio intervención a Asesoría de Menores e Incapaces en feria y a la División de Delitos contra la Integridad Sexual de la Policía de la Provincia.

De las primeras averiguaciones se pudo conocer que la menor se ausentó de su hogar el jueves pasado, por la noche, y se encontró con un hombre de 20 años, que le dijo que podía quedarse en su casa.

Luego, el hombre abusó sexualmente de ella y la encerró para impedir que se retirara.

En tanto, el propietario de la vivienda aseguró que el detenido es su hijastro y que desconocía que la menor estaba en el inmueble.

Desde la Fiscalía se solicitaron diversas medidas tendientes a esclarecer el hecho.