Cinco de los vigiladores que trabajaban en el country Carmel de Pilar cuando hace 15 años asesinaron a María Marta García Belsuce fueron citados el miércoles a prestar declaración indagatoria por los nuevos fiscales de la causa, informaron fuentes judiciales.

Se trata de Norberto Glennon, Ramón Ortiz, Eduardo Vera, Víctor Hugo Contreras y Ramón Alfredo Acosta, quienes hasta ahora siempre habían declarado como testigos en la causa. Fuentes judiciales informaron a Télam que la indagatoria para estos ex vigiladores había sido solicitada por el abogado Gustavo Hechem, quien representa como particular damnificada a María Laura García Belsunce, hermana de la víctima.

Luego de analizar el escrito de la querella, los fiscales de Pilar María Inés Domíguez y Andrés Quintana, quienes instruyen la causa desde que en diciembre pasado el viudo Carlos Carrascosa fue absuelto por el Tribunal de Casación, ordenaron sus indagatorias.

"Pedimos que sean indagados por los mismos delitos que a Nicolás Pachelo y su ex mujer Inés Dávalos Cornejo, es decir, por robo agravado y homicidio criminis causa. Estuvieron en el lugar del hecho en un radio muy cercano y son sospechosos", afirmó el abogado Hechem.

La hipótesis histórica de la familia García Belsunce es que aquel 27 de octubre de 2002 María Marta llegó a su casa de Carmel antes de lo previsto y fue asesinada por personas que estaban robando en su casa y la sospecha es que el vecino Pachelo y los vigiladores podían estar involucrados.

Los cinco ex empleados de la empresa Cazadores, a cargo entonces de la seguridad privada del country, serán indagados entre fines de noviembre y principios de diciembre, precisaron las fuentes.
Además, los fiscales Domínguez y Quintana, fijaron para el próximo 3 de noviembre la declaración indagatoria del principal sospechoso Pachelo, que había sido pospuesta por un viaje de su abogado.