Dos efectivos policiales que arribaban a una estación de servicio en la localidad bonaerense de Glew, descubrieron a dos personas en actitud sospechosa en una moto pegado a un surtidor, a punto de cargar el tanque. 

Cuando el agente se acercó para pedirles identificación, uno de los delincuentes sacó un arma y se armó una verdadera balacera con uno de los agentes en el medio de ocasionales clientes y transeúntes que pasaban por el lugar.

Los malvivientes se dieron a la lugar y se escondieron en una vivienda, pero minutos más tardes fueron descubiertos y arrestados.

Uno de los detenidos, de nacionalidad paraguaya,  presentaba una herida de bala en la zona del abdomen y fue trasladado de urgencia a un hospital de la zona.

La policía todavía está en el lugar para tratar de esclarecer como se dio todo el incidente y mirando las cámaras de seguridad de la estación de servicio, clave en estos casos..