Por Fernando Vázquez 
fvazquez@cronica.com.ar 

Cinco peligrosos hampones fueron detenidos por las autoridades policiales como saldo de una persecución y tiroteo. El tremendo y cinematográfico suceso se registró en la localidad bonaerense de Villa Tesei, en el partido de Hurlingham, e involucró a un inocente matrimonio, a cuyo integrantes los forajidos tomaron como rehenes en el interior de una casaquinta. Las víctimas de la infernal odisea, que resultaron ilesas, fueron rescatadas por los servidores públicos.

Los voceros de los tribunales de Morón revelaron que los hechos comenzaron en el cruce de Ciudadela y Don Cristóbal, en el denominado Barrio Mitre, en el citado distrito, cuando los integrantes del Comando Patrulla (CP) de Hurlingham trataron de identificar a los vándalos, quienes se desplazaban a bordo de un Ford Fiesta blanco, patente EGK 787.

Trascendió que, al verse sorprendidos, los individuos emprendieron la fuga en el rodado y empezaron a ser perseguidos por los policías. Momentos después, al arribar a la esquina de Don Cristóbal y Juan Kiernan, los sujetos bajaron del automóvil y mantuvieron un violento intercambio de disparos con los policías.

Veloz fuga
De acuerdo con lo manifestado por los informantes, los marginales emprendieron la huida a la carrera y se refugiaron en una casaquinta situada en Don Cristóbal al 5100. Por este motivo, los efectivos de seguridad, apoyados por miembros de la comisaría del Barrio Mitre (4ª de Hurlingham) rodearon el lugar y, al pretender entrar a la vivienda, fueron recibidos por una mujer llamada Mariana Jorgelina, de 47 años, quien afirmó que en el domicilio no había nadie, pero que si querían revisar, "lo hicieran con cuidado".

Advertidos de esta situación, los pesquisas ingresaron al inmueble, oportunidad en la que vieron a algunos integrantes de la banda que estaban sentados a una mesa, en el sector del comedor, mientras fingían ser familiares de la señora, en tanto que , al requisar el domicilio, hallaron a los restantes implicados, que mantenían en condición de rehén al esposo de la mujer, de nombre Víctor Alberto, de 40 años, en otra de las habitaciones.
Los malvivientes -dos de ellos de 40 años, otro de 29, un cuarto de 28 y el último de 25- fueron apresados como saldo de un violento forcejeo. A dichos marginales se les incautó una pistola 11.25 (que había sido robada en 2012 en la localidad bonaerense de Tortuguitas, en el partido de Malvinas Argentinas) y otra Bersa 3.80.