Gracias a un allanamiento que se realizó en la localidad bonaerense de José C. Paz, los pesquisas policiales lograron detener al último prófugo en el caso del asesinato de Adrián Ramón Bustamante, el hombre, de 48 años, que murió al ser agredido a golpes por varios patoteros, en una estación de servicio. El crimen, que alcanzó gran trascendencia pública, ocurrió en julio pasado y en su momento fue primicia de cronica.com.ar.

Los voceros judiciales revelaron a cronica.com.ar que el individuo, de 23 años, fue apresado al ser hallado en una finca situada en Nueva Granada al 400, casi en el cruce con Potosí, en el citado distrito, en el noroeste del conurbano provincial.

 

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, las diligencias, encomendas por el doctor Carlos Ezequiel Hermelo, fiscal de la Unidad Funcional N° 18, estuvieron a cargo de los servidores públicos destinados en la Dirección Departamental de Investigaciones (D.D.I.) de la zona. Gracias a la mencionada requisa, los efectivos policiales incautaron un buzo rojo, una gorra azul y un pantalón oscuro. Trascendió que, de esta manera, suman seis los arrestados en el expediente (cuatro mayores y dos menores).

 

Bustamante, de 48 años y nacido en la Provincia de La Rioja, fue asesinado por los integrantes de una patota, quienes el 11 de julio pasado lo agredieron sin piedad en una estación de servicio, ubicada en la esquina de Julián Martel y la ruta 197, en un suceso que generó enorme consternación.

Policías de la Policía Científica determinaron que la víctima recibió mortales puñetazos, patadas y también pedradas en diversas partes del cuerpo.

Intervinieron en la causa penal, que fue caratulada “Homicidio doblemente agravado por alevosía y por la participación de un menor”, los funcionarios del Juzgado de Garantías N° 6.

Por F.V.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

Ver comentarios