Cada signo del zodiaco le da una impronta energética particular y única a las personas que nacieron bajo su órbita. De entre muchas cualidades, podemos encontrar aquellas que suelen avasallar a sus compañeros con su personalidad. Son tan dominantes que terminan desdibujando a la persona que tienen al lado, dejándolos como un apéndice de sus decisiones.

Para ellos, será un gran desafío comenzar a registrar a quien tienen al lado, respetar su voz y sus elecciones, y entender que no siempre las cosas deben hacerse como ellos quieren. A fin de cuentas, todo vínculo se basa en negociaciones emocionales diarias y constantes. Ellos son:

 

Leo

El león está acostumbrado a ser el centro de atención y lo busca constantemente. No podrá estar al lado de una pareja que le dispute ese rol, por lo que suelen acabar con personas que tiendan a permanecer en su sombra.

Desde ese lugar, pero sin malas intenciones, Leo marcará su territorio y dirá hasta dónde sí y hasta donde no. En general, y ante una discusión, es muy poco probable que te de la razón aunque sea evidente que la tengas.

Los leoninos son tan orgullosos que siempre darán vuelta el asunto para intentar dominar la situación y así llevarse todas las discusiones de pareja a su bolsillo, evitando quedar como la persona equivocada. De esa manera, se sobreponen a sus parejas, que quedan subyugadas a ellos.

Escorpio

El signo más intenso y sombrío del zodiaco. Escorpio más que dominar, te va tomando por completo hasta que, cuando te diste cuenta, ya estás bajo su órbita. 

A los escorpianos les encanta jugar al misterio, por lo que su estrategia básica es darte y quitarte continuamente y con eso procuran mantenerte en su bolsillo. Muchas veces lo logran, salvo que se crucen con otro escorpiano con las mismas estrategias.

Las personas nacidas bajo el signo de Escorpio no saben de tibiezas. Son tan intensas que todo lo que hagan lo harán a fondo, a todo o nada, y eso será igual en relación a sus parejas. Pero en esa intensidad, sus compañeros quedan ciertamente desdibujados, por la personalidad tan avasallante que tiene Escorpio.

Virgo

Los virginianos son las personas más detallistas y meticulosas del zodiaco. Todo lo quieren hacer a su manera, porque creen firmemente que será la única forma en que salgan bien. En una relación de pareja, eso puede volverse un problema, porque tenderán a querer controlar todo lo que hace su compañero.

Virgo quiere mantener las riendas de todo, y se puede volver muy invasivo. Prefiere tener él mismo el dominio de cada cosa que se haga en la pareja, al punto de poder hacer fastidiar y hasta explotar a quien esté a su lado.

Su necesidad de detalle y su perfeccionismo hará que les cueste mucho hacer tareas en equipo, como cocinar, ordenar o hasta elegir una película. Siempre querrá tener la última palabra y el control total de la situación.

Ver comentarios