Aníbal Miraglia (56 años) fue asesinado de un balazo en el cráneo enla mañana de este jueves en la ciudad quilmeña de Ezpeleta, luego de que cinco asaltantes lo abordaran en el cruce de José Evaristo Uriburu y Salta e intetaran robar el auto de un compañero de trabajo de la victima.

El hecho ocurrió a dos cuadras del cementerio de Ezpeleta, cuando los ladrones interceptaron el Volkswagen Suran gris que manejaba su compañero e intentaron llevarse el auto a punta de pistola tras encerrarlo entre dos coches e ingresar por el lugar del acompañante donde se encontraba Miraglia.

La víctima recibió un culatazo por parte de uno de los asaltantes y luego de un forcejeo un disparo que lo dejó tirado sobre el asfalto con un cuadro de muerte cerebral y perdida de masa encefálica. El hombre fue trasladado al hospital Iriarte de Quilmes y falleció cerca del mediodía.

Por otra parte, el conductor del vehículo fue tomado cautivo y liberado ileso cerca del límite con el partido de Berazategui, para luego realizar la denuncia del episodio en la comisaría 6ta. de Quilmes.

La policía realizó un operativo cerrojo en la zona con el objetivo de encontrar a los delincuentes, aunque el resultado fue negativo. Por su parte, los encargados de la pesquisa aseguraron que están "analizando las cámaras de seguridad para identificar a los agresores y ver cuáles fueron las rutas de escape de los vehículos que usaron".

El hecho es investigado por el fiscal Jorge Saizar, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 del Departamento Judicial Quilmes, en una causa caratulada en principio como "homicidio en ocasión de robo".

Ver más productos

Santa Lucía de Siracusa, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a Santa Lucía de Siracusa

Perón y Evita, una nueva era política en el país

De Perón a Fernández, un país siempre convulsionado

Los feligreses demostraron la devoción por la Virgen en su día (Carlos  Ventura - Diario Crónica)

Ceremonia impregnada de espíritu bergogliano

Ver más productos