El hecho ocurrió en la esquina de Guido y Uruguay en Recoleta cuando una joven de 22 años llegó a su departamento con su padre, se asomó al balcón del primer piso y cayó a la calle.

Las primeras versiones de los vecinos hablaban de un accidente pero luego de hablar con la policía, tanto el padre como el hermano, aseguraron que la mujer tenía problemas y habría sido decisión de la joven tirarse desde el balcón ante un descuido de su padre.

Fue un comerciante del barrio quien vio la caída y llamó al 911. A los pocos minutos llegaron el SAME y los bomberos y decidieron el traslado urgente de la joven que se encontraba inconsciente pero con signos vitales.

La joven quedó internada en el Hospital Fernández, del barrio porteño de Palermo, donde evolucionó bien y luego fue derivada a un sanatorio de su obra social para continuar con su tratamiento.

En tanto, el padre y el hermano de la chica fueron a la comisaría para contar lo ocurrido. Por último, los bomberos que trabajaron en el lugar aseguraron que el barrio de Recoleta encabeza el indice de suicidios en toda la Ciudad de Buenos Aires.