Por Fernando Vázquez
fvazquez@cronica.com.ar

El cadáver de una anciana, de 83 años, apareció en la vivienda en la residía la octogenaria y sospechan que la mujer habría perdido la vida como consecuencia de un infarto, que se estima sufrió mientras era robada por delincuentes. Este caso sucedió en la localidad bonaerense de Ramos Mejía y los funcionarios de la Justicia resolvieron que le efectúen pericias al cadáver para determinar fehacientemente lo ocurrido, porque familiares de la señora afirmaron que faltaban elementos de valor del inmueble.

Los voceros de los tribunales de La Matanza dijeron a cronica.com.ar que la víctima, identificada como María Schietroma, de 83 años, fue encontrada fallecida por uno de sus hijos, de 59, en el dormitorio de la finca en la que vivía la mujer, situada en Rincón al 2400, entre Páez y Malabia, muy cerca del límite con San Justo, en el oeste del conurbano provincial.

Trascendió que la anciana yacía en la cama y que los efectivos policiales de la comisaría de Ramos Mejía (2ª Oeste de La Matanza) dialogaron con allegados a la anciana, quienes les aseguraron que faltaban una serie de objetos de valor del domicilio y que además la octogenaria padecía problemas cardíacos.

Schietroma habría sido asaltada, pero la Justicia no descarta otras hipótesis.

Preventivamente dicho expediente se caratuló “Robo calificado y averiguación de causales de muerte”, con la intervención del doctor Federico Germán Medone, fiscal de la Unidad Temática de Homicidios del departamento judicial de La Matanza.

F.V.