El joven de 21 años que el sábado a la noche atropelló y mató a Miguelito Peña en inmediaciones de las calles 12 de Octubre y Cerrito, en Mar del Plata, declaró que el canillita “cruzó mal” y que se escapó del Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA) porque tenía miedo de que lo agredieran algunas de las personas con las que había discutido tras el siniestro.

Este lunes se realizó el velatorio en medio de la congoja de los vecinos marplatenses, que no pueden salir de su estupor por la irreparable pérdida de un hombre que era un símbolo de la ciudad. Acompañado por el abogado Lucas Tornini, imputado por homicidio culposo agravado por la conducción de un vehículo y por darse a la fuga dio su versión de los hechos ante el fiscal de Delitos Culposos Pablo Cistoldi.

Tras terminar su exposición y responder algunas preguntas fue trasladado a la Unidad Penal 44 de Batán. El joven que mató a “Miguelito” no tenía carné de conductor y ya lo habían multado dos veces, según informaron los investigadores. El querido canillita era el primero en salir por la peatonal e inventaba noticias para atraer a la gente.

“Se viene el fín del mundo” o daba por muerta a alguna diva, cuando la gente se acercaba les decía que no era cierto pero lograba venderles el diario. También iba a vender los periódicos al puerto. Ese fue su trabajo de toda la vida y con el que pudo sostener a su familia. El “personaje” marplatense, conocido en toda la ciudad por su particular manera de recorrerla vendiendo diarios, murió como consecuencia de las severas lesiones sufridas en un siniestro vial.

“Miguelito” era muy popular en Mar del Plata y muy querido por todos los vecinos, y también por los turistas que año a año lo cruzaban diario en mano.