José Edgardo Etchegaray Biel, detenido como el presunto homicida de la niña Abril Bogado, asesinada durante un robo en La Plata, fue beneficiado con una libertad asistida por el mismo juez que en marzo de 2012 le había otorgado salidas transitorias a un hombre que un mes después cometió un cuádruple crimen.

En aquella oportunidad, el beneficio ordenado por el juez de Ejecución Penal de La Plata, José Villafañe, alcanzó a Diego Arballo Perotti (38), quien en diciembre de 2014 fue condenado a reclusión perpetua junto a otro hombre por los homicidios de Lorena Sosa (21), su hija Jazmín (3), su padre Pablo Sosa (65) y su hermanastro Javier Lucce (25).

Este cuádruple crimen fue cometido el 30 de abril de 2012 en la localidad bonaerense de Hudson y desde marzo de ese mismo año Perotti se encontraba bajo un régimen de salidas transitorias otorgado por el juez Villafañe y que él violó.

Tras conocerse los homicidios, un grupo de diputados del Frente Para la Victoria (FPV) pidieron el juicio político para Villafañe por haber beneficiado a Perotti, quien llevaba ocho años preso por robo calificado y nunca regresó a la Unidad Penal 9 de La Plata donde estaba alojado.

Ese requerimiento se basó en los informes del Servicio Penitenciario Bonaerense que, al igual que en el caso de Etchegaray Biel, había desaconsejado otorgarle las salidas transitorias para trabajar.

El acta que desaconsejaba la liberación de José Edgardo Etchegaray Biel.

Fuente: Télam