Un kiosquero fue asesinado a balazos por una pareja de ladrones, quienes protagonizaron un raid delictivo, hasta que finalmente culminaron detenidos por los efectivos policiales, en un caso que ocurrió esta tarde en el oeste del conurbano bonaerense. Los sospechosos son un individuo, de 29 años, y su novia, de 15.

Voceros judiciales revelaron a cronica.com.ar que la víctima fatal del ilícito fue identificada como Roberto Sabo, de 45 años, quien perdió la vida al ser agredido a disparos en el interior de un kiosco situado en el cruce de avenida de Mayo y General Alvarado.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, el comerciante, cuyo cadáver apareció tendido boca arriba, fue localizado por los integrantes del Comando Patrulla (C.P.), quienes arribaron al negocio luego de recibir una denuncia al número telefónico de emergencias 911.

Trascendió que los asaltantes habían llegado al local en un remise Ford Focus negro, dominio EZK 440, a cuyo chofer, de 44 años, habían privado de la libertad.

Se comprobó que los malvivientes después huyeron en el coche de alquiler, con el que chocaron en la esquina de Alvear y Saavedra.

Los delincuentes huyeron en un remise, pero chocaron en la fuga.

Por este motivo, los marginales bajaron del automóvil e ingresaron a un supermercado chino, ubicado a pocos metros de ese lugar, donde, tras efectuar algunas compras, se cambiaron de prendas de vestir.

Momentos más tarde, los ladrones le sustrajeron una motocicleta Yamaha, patente AO31ZOV, a un delivery, de 30 años, en la que intentaron escapar, pero finalizaron apresados, en avenida de Mayo y Rivadavia, como epílogo de un operativo que concretaron los uniformados del Comando Patrulla (C.P.) y de la comisaría de Ramos Mejía.

Se comprobó que los criminales son un sujeto, de 29 años, y su novia, de 15, quienes residen en el Barrio Ejército de los Andes, conocido en forma tradicional como el Fuerte Apache, de Ciudadela Norte.

En poder de los acusados se incautaron cinco celulares, dinero y un revólver Italo Gra 22 largo, que se cree utilizaron para matar al kiosquero.

El revólver que se presume fue usado para matar al comerciante.

Peritos de la Policía Científica determinaron que el occiso presentaba heridas de bala en la región de la cabeza.

Autoridades de la Superintendencia de Seguridad del Area Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) de la Zona Oeste se encargaron de supervisar los diferentes procedimientos.

Intervino en la causa, que fue caratulada “Homicidio en ocasión de robo”, el doctor Federico Germán Medone.

Por F.V.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy